El reto: Proyecto Asta

 

Bienvenides al largo viaje que he comenzado este mes con un objetivo claro: plasmar en formato cómic o novela gráfica una historia que lleva meses rondándome la cabeza. Una meta que no solo me es importante alcanzar, si no además un camino que necesito recorrer para dejar salir mis demonios internos.

Os pongo en antecedentes. Proyecto Asta no es mi primera incursión en el mundo del cómic. En 2013 comencé Chrysalis, un fancomic y webcomic de la ambientación de Changeling: el Ensueño de Mundo de Tinieblas, junto con Rocío Vega. A Chrysalis de debo muchas cosas buenas, entre ellas la posibilidad de saber que esta vez no parto de cero, que tengo experiencia y que sé lo que me espera al otro lado. Pero también muchas malas de las que, por suerte, he aprendido.

Aprovechando esta ventaja que me da la experiencia —que no la edad…— he decidido ponérmelo un poco más difícil. En esta ocasión no voy a adaptar el guión de nadie, va a ser mi historia de principio a fin: mis tramas, mis personajes, mis diseños y mis dibujos. Además de que voy a compaginar el proyecto con un trabajo de oficina de jornada completa y las casi dos horas diarias que me paso en el transporte público.

Sé que no va a ser fácil. Vaya si lo sé… Pero debe hacerse. No solo es un reto, es algo personal. Es lo que necesito para pasar página, porque desde que abandoné el proyecto en 2015 para dedicarme a “cosas útiles y productivas” me he sentido como si una parte de mi cerebro se hubiera atrofiado. He pasado años sintiendo un vacío que no he comprendido hasta hace solo unas semanas: las personas creativas necesitamos crear igual que necesitamos respirar.

Así es cómo he decidido empezar con el Proyecto Asta, un cómic de gran extensión sobre una época victoriana alternativa en la que el velo que les separa del más allá es extremadamente fino. Una historia en la que la princesa Ollie debe huir de su palacio y su pasado vestida de hombre para adentrarse en las sucias callejuelas de Rhysbane, donde será rescatada por una noble, Lady Ingram, e introducida a una nueva manera de ver las cosas.

¿Y el reto? El reto consiste en obligarme a hacer algo que tenga que ver con el proyecto todos los días, por poco que sea. Escribir un poco del guión, hacer el boceto de una página, pasarla a ordenador, entintarla, o simplemente pensar en la trama.

¿Y qué pinta el blog? Si el día no acompaña, si estoy en uno de esos momentos en los que no tengo fuerzas para hacer nada, acudiré aquí para escribir cómo va el proyecto y desahogarme. Dentro de mi esquema de cosas pinta para hablar sobre los obstáculos con los que me voy a ir encontrando, sobre las cosas que aprendo, las pequeñas victorias y, por supuesto, sobre cómo me siento llevándolo a cabo. Será mi diario del proyecto.

Muchísimas gracias por tomaros un tiempo para leerme y espero que os sintáis a gusto acompañándome en este viaje.

2 commentarios en “El reto: Proyecto Asta”

  1. Numi dice:

    Buah, pinta estupendo, y más después de ver las cositas que cuelgas en IG. Qué maravilla, deseando ver más *___*

    1. PREZ dice:

      Uh! Mi primer comentario <3.
      Me alegra que te guste. Gracias por leer, Numi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *